Cuando odiamos, damos poder

Cuando odiamos, damos poder