Fraternidad Rosacruz del Paraguay

 

EL CEREBRO, EL TALLER FÍSICO DEL HOMBRE

 

El cerebro está dividido en tres divisiones mayores principales: el cerebro –cerebro superior-; el cerebelo –cerebro mediano y pequeño-; la médula espinal –cerebro inferior-.

El cerebro es utilizado por el Espíritu para expresar la conciencia vigílica y dirigir el pensamiento.

Es el instrumento usado por el Espíritu para expresar su poder más elevado en el plano físico: la Voluntad.

cerebelo es la parte del cerebro que el Espíritu utiliza para la coordinación de los movimientos del cuerpo combinando las actividades separadas de los nervios, en acción balanceada y armónica a través del poder de la cohesión. El cerebelo está relacionado con el segundo aspecto del hombre; el Poder, Amor, Sabiduría.

La médula espinal es la parte del cerebro usada por el Espíritu para controlar el pulso cardíaco, la contracción de los vasos sanguíneos y la respiración.

Sin esta actividad cerebral, el proceso de la vida psíquica no podría continuar.

La médula espinal es por lo tanto conectada con el Tercer Poder del hombre; su manifestación de la Actividad.

El cerebro está cubierto con sustancia del Vehículo Vital, con sustancia del Vehículo de Deseos, y con la sustancia sutil del Pensamiento Abstracto y Concreto. Es por lo tanto el taller físico del Espíritu con su propio material especial y que todos sus diversos vehículos están convenientemente unidos y preparados para uso. Las impresiones producidas por el mundo externo, llegan al Espíritu a través de una o más de los cinco sentidos físicos por medio del canal del cuerpo vital.

El ego es el verdadero hombre y es el que piensa. El proceso es como sigue: la Voluntad surge de la imaginación y visualiza una idea compuesta de sustancia del Pensamiento Abstracto que envuelve al cerebro; esta idea de Pensamiento Abstracto es entonces proyectada por el Poder de la Voluntad a través del lente de la mente que a su vez transfiere la idea a la sustancia del Pensamiento Concreto contenida en esa parte del Vehículo Mental del Hombre que envuelve al cerebro. Aquí la idea se viste de sustancia de Pensamiento Concreto y es ahora una forma de Pensamiento. La forma del pensamiento creada es proyectada a la sustancia del Mundo del Deseo que envuelve al cerebro. Esta sustancia del Mundo del Pensamiento, fuerza para actuar, la que habitualmente resulta en alguna forma de manifestación.

En el estudio sobre el Pensamiento y la Mente debemos recordar que el Pensamiento es un Poder del Espíritu, y que el Vehículo mental está compuesto de sustancia de Pensamiento Concreto y es el eslabón que conecta al Espíritu con su cerebro etérico y físico.

El Vehículo Mental esta sintonizado con FA mayor o un bemol y su escala comienza con FA.

El Vehículo Vital está sintonizado con DO natural y su escala comienza con DO.

El cuerpo Denso está afinado con LA sostenido (SI bemol mayor) que tiene dos bemoles. Por lo tanto toda la música escrita en estas tres claves tiene un decidido efecto sobre la Mente, el Vehículo Vital y el cuerpo físico incluyendo al cerebro. Todos los cuales están íntimamente relacionados con el Espíritu y el desarrollo de sus poderes potenciales, es decir la Voluntad (Poder del Espíritu Divino), el Amor – Sabiduría (Poder del Espíritu de Vida), y la Actividad Germinativa (Poder del Espíritu Humano).

El Pensamiento esta relacionado con la Voluntad, el primer Poder del Espíritu, y se expresa así mismo como una idea que todavía no ha tomado forma.

El Segundo Poder del Espíritu, el Amor, atrae a la idea la sustancia del Pensamiento Concreto y tenemos entonces una forma de Pensamiento. Una forma de Pensamiento no puede ser puramente Mental, esto es si está teñida de sustancia de deseo, sin embargo en nuestra presente etapa de evolución muy pocos Pensamientos están libres de sustancias de deseos.

El Mundo del Pensamiento es el Reino de la música y el hogar de la Oleada de Vida de Sagitario –los Señores de la Mente- consecuentemente sería prácticamente imposible producir una forma de Pensamiento sin la participación de la música.

Cuando la forma de Pensamiento se viste con sustancia de deseo, emite un color, pues el mundo del Deseo es el Reino del color. Resumiendo, la construcción de formas del Pensamiento se obtiene a través de este proceso: el Espíritu produce Voluntad. El Poder de la Voluntad produce vibración musical variante; se manifiesta como sonido; el sonido produce una idea, la idea toma forma y una forma de Pensamiento viene a la existencia.

La forma de Pensamiento es coloreada por sustancia de Deseo, forma flotante. Los pensamientos no son silenciosos. Hablan en un lenguaje inequívoco y transmiten mucho más adecuadamente de lo que las palabras pueden, hasta que la fuerza que su creador ha usado en llevarlas a su existencia haya sido gastada.

Como ellos vibran en una clave particular, peculiar de la persona que le ha dado origen, es fácil para el ocultista entrenado encontrar las huellas hasta su fuente.

Las formas del Pensamiento carecen de espontaneidad; actúan mas o menos automáticamente, se mueven y actúan en una misma dirección de acuerdo con la Voluntad del Pensante quien constituye la fuerza motivante dentro de ellos.

Quien no haya hecho un estudio de esto, puede imaginarse como mucha gente es activada por formas de Pensamiento que cree suyas (propias) pero que de hecho han sido originadas en la mente de otro, de la misma forma de lo que nosotros llamamos opinión pública.

Los grandes pensadores que tienen ciertas ideas definidas acerca de Pensamientos. Otros, menos positivos, aunque no antagónicos con la idea expresada tomas formas de Pensamientos errantes, creyendo que los Pensamientos se han Originado por ellos mismos. Así, gradualmente ciertos sentimientos crecen hasta que el pensamiento originado por un solo individuo puede volverse no solamente aceptado, sino defendido por una comunidad completa, un estado, o una nación.

Los Pensamientos expresados en palabras habladas se vuelven todas muy potentes, especialmente si son pronunciadas por un locutor potente.

Las formas del Pensamiento pierden su poder en relación a la distancia que han recorrido. La distancia recorrida y la persistencia para volverse efectivos depende de la intensidad, definición y claridad del Pensamiento original.

En general la forma del Pensamiento puede ser agrupada en tres clases especificas: 1) una forma puede ser una imagen a semejanza del Pensador –esto ocurre a menudo-. Una persona puede intensamente desear, estar en un lugar determinado y el Pensamiento toma forma y viaja hasta ese lugar. Muchos clarividentes no entrenados han visto tales formas de Pensamiento de amigos o parientes, y no sabiendo la naturaleza de lo que están viendo han sido fuertemente molestados por ellos. El clarividente entrenado los reconoce inmediatamente. 2) La forma de Pensamiento que toma la forma de algún objeto material, por ejemplo una persona puede pensar en su libro favorito e inmediatamente ese libro aparece en su aura como la forma de Pensamiento de un libro; o puede ser una flor favorita o aún un amigo.

El arquitecto construye una forma de Pensamiento de lo que desea construir, el artista construye una forma de Pensamiento del cuadro que desea pintar.

El escritor construye sus formas de Pensamiento con los caracteres, escenarios, etc. Que desea usar en su libro.

Es la Voluntad del individuo la que origina formas de Pensamiento y esta forma de Pensamiento está regida siempre por una parte de la voluntad incorporada en ella.

Frecuentemente luego de que son creadas, se arraigan en la conciencia del pensador y a menudo se vuelven particularmente molestas, especialmente si el Pensador intenta reformar sus ideas de el tema particular que ellas representan básicamente.

La única manera de librarse de estos Pensamientos no deseados, es la indiferencia; si uno trata de pelear con ellos, la fuerza añadida los va a mantener vivos (alimentados) volviendo a la Mente una y otra vez. 3) Pensamiento que toma forma completamente propia, que expresa su naturaleza intrínseca; formas de Pensamiento de odio toman formas amenazantes, horribles, formas de rabia aguda y punzante; forma de avaricia y envidia que aparecen como masas de substancias en forma de ganchos que se proyectan como si “agarraran” el objeto deseado y lo llevaran con ellas. El amor se manifiesta como nube rosada, la devoción, como objetos bellos, brillando con un color celeste claro, casi embudos, parecidas a las trombas marinas, las cuales se elevan hacia arriba, en el espacio. Todas estas formas de Pensamientos aparecen llenas de Vida y vibran en un grado sumamente elevado; por supuesto todas tienen color y tonos.

Las formas de Pensamiento dirigidas hacia un individuo, producen un efecto muy interesante, pues por lo general penetran en el aura de la persona como una fuerza tremenda, pero también puede rebotar en el individuo que envía la corriente de pensamiento retornado a su propio aura. Toda forma de Pensamiento lleva implícita, un grado de vibración especial y puede solamente afectar a un individuo en el cual exista una vibración similar. Si la forma de Pensamiento está generada –por motivos negativos- a una determinada persona, y ésta no se encuentra en el grado de vibración afín, su aura rechaza esa fuerza, sin sentirse afectada en lo más mínimo. Consecuentemente, como esa fuerza debe acondicionarse en algún lugar, retorna a quién la originó, rebotando con la misma fuerza con la cual ha sido enviada. Todos los impactos exteriores llegan al Espíritu de un individuo a través de los éteres superiores, del Vehículo Vital, -Luminoso y Reflector- con los cuales se forma el “cuerpo del alma” el “Soma Psuchicon” o revestimiento Crístico del cual habla San Pablo en sus Epístolas. Este vehículo es el que tiene el poder de repeler los malos pensamientos que llegan del exterior, cuando está suficientemente organizado, pues actúa como un boomerang, y repele toda fuerza negativa, hacia aquel que lo enviado, de manera que él mismo viene a ser una víctima de sus “malos” pensamientos. Cuando una persona que posee la vista espiritual concurre –a modo de estudio- a ciertos lugares, tales como casinos, discotecas, prostíbulos, más otro de similar identidad, puede observar enjambres de formas Pensamientos, golpeando aquí y allá, como saetas; también puede “oír” los tonos sugestivos sensuales emitidos por ellos y el autor piensa, que si toda o la mayoría de la gente pudiera observar esto, valoraría de esos lugares tan rápidamente como pudiera, como si se tratara de un lugar cuyo ambiente estuviera infectado por una epidemia. Las personas que rehúsan frecuentar esos lugares hacen muy bien, pues ellos conscientes o inconscientemente, tienen la impresión desmoralizadora de sentirse mal en esos momentos, y en verdad es así, pues tales vibraciones pueden desmoralizar a cualquiera, no sirven mas que para instigar al mal e intensificarlo donde quiera que él exista.

 

DESARROLLANDO LA EFICIENCIA DE NUESTRO TALLER

        

Desgraciadamente en el tiempo actual, ninguno de nosotros, es completamente bueno, y no podemos esconder de nosotros mismos el hecho de que a menudo el bien que podríamos hacer, no lo hacemos, y los malos actos que deberíamos evitar a menudo los hacemos, más aún, a menudo, nuestras buenas resoluciones no se llevan a cabo, y hacemos lo erróneo, porque parece lo más fácil, o la cosa mas agradable para hacer. Todo esto, señala el hecho de que estamos todos activados en cierto modo por el yo inferior: esto abre el camino para que los malos pensamientos nos llegue y les permite poner a prueba su influencia.

El punto importante para ser recordado aquí, es que cada acto, ya sea bueno o malo, está dirigido por el pensamiento; por lo tanto, cada individuo, esta asistiendo al trabajo llevado a cabo ya sea por las buenas o malas fuerzas. Esto nos concierne consecuentemente para tener en guardia constante, a nuestros pensamientos, porque si ellos son rectos, nuestros actos van a ser dirigidos hacia el bien.

Hay cuatro maneras por las cuales la mente usa el cerebro como un vehículo de expresión del pensamiento que son: 1) el pensamiento es enviado contra el cuerpo de deseos para impeler la acción; 2) el pensamiento es impreso en el cerebro por medio de la sangre, por medio del éter reflector; 3) la memoria supraconsciente, que es inherente al Espíritu de Vida y es capaz de imprimirse directamente sobre el éter reflector del cuerpo vital, sin la necesidad de envolverse en sustancia de deseos; 4) el Espíritu de Vida puede enviar su mensaje directamente al corazón, que instantáneamente lo dirige al cerebro, por medio del nervio neumogástrico.

El cerebro está constituido prácticamente de las mismas sustancias que lo están las otras partes del cuerpo, con la adición de fósforo que es particular al cerebro solamente. La proporción y variación de esta sustancia, se encuentra que corresponde al estado, o etapa de inteligencia del individuo y provee al cerebro, con esta sustancia necesaria. La mayor parte de los vegetales y frutas, contienen una cierta cantidad de fósforo, y en considerables cantidades; en las uvas, cebollas, porotos, salvia, clavo de olor, piñas, ananá, y los tallos de hortalizas, de remolacha, semilla de lino, y hojas de chirivía.

El método de adquirir fósforo en gran cantidad sin embargo, no es por el metabolismo químico, sino por un proceso alquímico del crecimiento del alma. El fósforo en el cerebro, es la avenida de ingreso del Impulso Divino, y naturalmente es el portador de la luz misma; ella viene al Espíritu. Consecuentemente, en la medida que nos volvemos capaces de asimilar esa sustancia, es decir, fósforo, nos llenamos con la luz y comenzamos a brillar interiormente. Notemos, sin embargo, que el fósforo es solamente un medio físico que permite a la luz Espiritual expresarse a través del cerebro físico, la luz misma es el producto del Espíritu, y es aumentado por el crecimiento del alma, que permite al cerebro asimilar una cantidad creciente de fósforo. El crecimiento del alma se consigue por el servicio amoroso inegoísta hacia otros. La Biblia dice que: “Todo aquel que hace mal odia la luz –que lo va a poner en evidencia-”. No viene hacia la luz al menos que sus deudas sean censuradas –por una conciencia esclarecida o iluminada-. Pero aquel que hace a la verdad viene a la luz para que sus obras se manifiesten, porque son venidas de Dios.

Notemos que la mente es el lazo entre esta y el cerebro y puede ser mejorada; 1) la concentración es una de las mas grandes ayudas, y por medio de este ejercicio, la Mente se vuelve centrada en un punto; 2) los estudios en pensamiento abstracto, como la matemática, el estudio de los periodos, globos y revoluciones, en relación con la evolución de la Tierra. Esto libera a la Mente de la influencia del Cuerpo de Deseos; 3) por medio de preservar el estado fluídico de la adaptabilidad, en otras palabras, mantener una mente abierta, de manera que no se vuelva cristalizada, en una línea de pensamiento; y en cambio esté siempre lista para recibir nuevas ideas; 4) el estudio de la Religión, que emancipa a la Mente de la influencia del Deseo, esto es la mayor importancia, que solamente tengamos la correcta clase de pensamiento en nuestra mente; los pensamientos de este carácter serán atraídos por otros similares que se encuentran en la mente y si está concentrada en cosas espirituales no solamente van a aumentar y crecer sino que se convertirán en un poder para el bien del mundo pues lo semejante atrae a lo semejante.

Las formas poderosas de pensamiento, sean buenas o malas, muy a menudo, se vuelven animadas por elementales, que por su naturaleza traen a nosotros el bien o el mal, teniendo por lo tanto un gran efecto, sobre nuestro bienestar. En música, las escalas mayores, expresan alegrías, felicidad, esperanza, jovialidad, aspiración, etc., mientras que las escalas menores producen un lamento de pena, un quejido de culpa, un suspiro de depresión, etc., naturalmente los elementales, brillantes y alegres, son atraídos por las buenas formas de pensamiento, que son siempre asimétricas y alegres en color, mientras que los elementales de baja vibración son atraídos por las formas tristes y opacas de pensamiento, las que son repugnantes en forma, y lóbregas en color, entonces, justamente suenan en nuestra aura sus notas claves individuales, llenando nuestra atmósfera inmediata, ya sea con brillo y alegría, ya sea con tristeza, temor, vicio, etc., según el caso, lo que es más los elementales despiden un olor que es propio de ellos. Los elementales que tienen notas claves mayores, exudan perfumes como aquellos dados por las flores de suave fragancia. Los que tienen claves menores, expelen una clase de olor depresiva y debilitante, similar al del zorrino, alguno de ellos huelen casi tan mal como los cuerpos en descomposición.

Ha llegado el tiempo en el cual, muchas de estas formas de pensamiento son vistas en las auras de la gente y muchas de ellas han sido percibidas.

He aquí un hecho que es muy importante saber. Las formas de pensamiento se mantienen vivas y son fortalecidas por la acción de los mismos pensamientos que originalmente las han constituido; si los pensamientos no son repetidos, las formas gradualmente se desintegran y los elementos que las animan, van a otro lado a hacer su propio hogar. Por lo tanto, está en nuestro poder librarnos tanto de las formas de pensamiento como de los elementales, que no queremos tener alrededor nuestro.

El temor, la preocupación, la pena, los gruñidos, los ataques de ira, etc., pueden llenar de tal manera el aura, con visiones y olores desagradables, que alguien puede volverse una molestia pública.

A la luz de lo anterior no es fácil comprender por qué la presencia de ciertas personas nos asegura y nos levanta, mientras que otras, tienen un efecto depresivo en aquellos que se comunican con ellas.

No debemos pensar que todas las formas de pensamiento vibrando ya sea en tonos mayores o menores, están animadas por elementales, pero algunas de ellas ciertamente que lo están, y cuando un elemental anima una forma de pensamiento, si su propia vibración es alegre vibrante y feliz, anima una forma de pensamiento que vibra en un tono mayor. Pero si su vibración es triste, morosa, apenada, depresiva, es atraída por una forma de pensamiento que vibra en una clave menor. Todo está en armonía con la Ley Cósmica de que lo similar atrae a lo similar.

Entonces es evidente que cada individuo tiene una galería de pinturas y un instrumento sumamente complicado en sí mismo, de hecho, lleva alrededor suyo dos galerías distintas de cuadros. Una en el átomo simiente del cuerpo denso y otra en aura. La mencionada primero, es capaz de percibirla por sí mismo, pero la última, es visible para todos los clarividentes que sean capaces de ver auras y formas de pensamiento.

La calidad del instrumento musical del hombre, depende de su estado de desarrollo. Los elementales, como hemos visto, responden a un solo tono, mayor o menor. El hombre, por otro lado, se ha hecho capaz de responder a siete tonos distintos representados por siete tonos de la escala musical, por ejemplo: Do, Re, Mi, Fa, Sol, La, Si, y muchas de sus variaciones ya sea escalas mayores o menores. El aura, sabemos, está compuesta del cuerpo de deseos, vital o mental, cada aura tiene un color básico.

Max Heindel, dice que el color básico del aura de los de raza blanca es anaranjada, sin embargo continuamente varía de acuerdo con las emociones del hombre. Por ejemplo, tomemos un individuo beligerante, que se goza en incitar a una huelga, en una organización laboral, naturalmente está muy excitado él mismo, y aunque el color básico del mismo es anaranjado profundo, el color durante el tiempo actual va a ser casi totalmente cubierto por un escarlata del matiz más brillante. El contorno de este cuerpo de deseos, va a ser como el cuerpo de un puercoespín, con sus espinas apuntando en todas las direcciones listo para la batalla.

Los pensamientos de temor y preocupación, en el aura, la convierten en un color gris acero, aquellos que tienen tales auras son llamados hombres o mujeres de acero; temerosos de miles de cosas que nunca suceden, cristalizándose en una armadura alrededor de ellos mismos, que parece protegerlos, de la interferencia del exterior, pero que en realidad encierran todas sus propias formas de pensamiento molestas, en el interior de su propia aura, donde son alimentadas y reavivadas, por cada pensamiento similar generado por ellos; tales auras, están sintonizadas en una escala menor, y suenan de un modo parecido a un canto fúnebre que puede ser sentido por gente sensitiva y a menudo requiere bastante tiempo para ellas quitarse el sentimiento de depresión que generan.

Es tan fuertemente esta barrera saturnina aurica, que parece requerir un shock decidido para romperla, a menudo aún necesitando sacar a dichas personas fuera de su antiguo medio ambiente y ubicarles en uno completamente nuevo. Esta gente parece haber sido encerrada en una cáscara; su cáscara.

A menudo un susto momentáneo forma esa cáscara; sucede durante batallas anímicas terribles, en que la víctima queda “shockeada” siendo verdad que una persona que ha sufrido un susto o una impresión negativa, pueda perder el poder de coordinación mental, por el efecto de ese choque nervioso, el individuo queda entonces tan imposibilitado de ayudarse a sí mismo como si estuviera encerrado en una prisión o celda. Algunas veces otro shock mas severo puede abrir la cáscara, y restablecer el orden y armonioso ritmo en un sistema nervioso en desarreglo. Otras veces se ve que el tiempo ha hecho el ajuste necesario. Cada vez que los pensamientos de preocupación y temor son permitidos en su vibración baja, de todos los vehículos del individuo y su vibración descendida tiende a congelar las corrientes del Cuerpo de Deseos, y a construir esta costra de azul acero, en la cual la persona que habitualmente alimenta el temor y la preocupación a encontrarse a sí misma algún tiempo apartado del amor, simpatía y la ayuda de todo el mundo. Debemos por lo tanto esforzarnos para estar alegres aún bajo circunstancias adversas si no queremos encontrarnos en esta seria condición.

Podemos notar de lo anterior que hay diferentes grados en los cuales este encajonamiento en la cáscara puede cristalizarse, y el alivio correspondiente puede ser dado. Pero la única verdadera protección reside en no permitir que comience. El efecto del temor y de la preocupación en el Cuerpo de Deseos es diferente en todas las emociones. Ordinariamente la emoción tiende a excitar el Cuerpo de Deseos y forma corrientes de una forma particular y persiste hasta que las emociones ceden. El efecto de la preocupación sobre el Cuerpo de Deseos puede asociarse al agua a punto de congelarse bajo una temperatura decreciente. El temor puede asociarse con esta misma agua cuando ha sido congelada porque las corrientes del Cuerpo de Deseo están casi sin movimiento, aparece prácticamente imposible despertar otra actividad emocional.

No hay nada tan efectivo para elevar la vibración de las víctimas del temor y de la preocupación como la misma alegría, esto requiere una vibración acelerada para disolver su cáscara de acero hecha por ellos mismos. Ningún individuo puede permanecer mucho tiempo triste cuando todo su ser está inundado por una corriente de música inspirada. Otra de clase de forma de pensamiento, es creada por el temor, odio, rabia, furia, cólera, etc.. estas formas de pensamiento producen imágenes rojas, espeluznantes en el cuerpo de deseos, llena de objetos dentados en forma de puñal que se retuercen y retuercen, finalmente explotando en el aura, llenándola con elementos retorcidos de un dolor rojo oscuro y lóbrego. El temor aumenta la vibración del Cuerpo de Deseos, sin que el Cuerpo de Deseos tenga control sobre el mismo, causando una ruptura temporaria entre el Ego y la Mente, por un lado, y los cuerpo físicos, de deseo y vital. Todas las formas de música marcial están dominadas por el ritmo y tienden a excitar el Cuerpo de Deseos en forma errática. La música en que predomina la armonía y la melodía, es la más indicada para tranquilizar el cuerpo de deseos, (cuando está siendo activado por incentivos malos pues lo retorna a la normalidad).

Las formas de pensamiento en el aura, tienen movimiento centrífugo; buenas formas tienen un movimiento centrípeto; ambas buenas y malas, están afinadas en tonos mayores, excepto las de tristeza, preocupación, temor, etc., las cuales son menores en su expresión. Así, como las formas de pensamiento de cada individuo están afinadas a su nota –clave particular, se acerca el tiempo en que seremos capaces de rastrear cualquier forma de pensamiento con la cual nos conectamos hasta su originador por medio de su propio tono específico. Entonces, realmente, como la Biblia dice: las cosas que pensamos y están escondidas, serán manifestadas a través del color de nuestra aura.

 

         Q.Q.H.H. QUE LAS ROSAS FLOREZCAN SOBRE VUESTRA CRUZ